martes, 29 de mayo de 2012

ENFERMEDADES PRODUCIDAS POR LOS PROTOZOARIOS.

PROTOZOARIOS
  Son organismos imposibles de detectar a simple vista. A diferencia de los metazoarios, los protozoarios se multiplican dentro de su hospedante. Se distingue, generalmente, una forma vegetativa o de multiplicación asexuada, período durante el cual el parásito crece originando millares de protozoarios capaces de invadir íntegramente las células del organismo, determinando su destrucción, y una forma enquistada, que se lleva a cabo fuera del organismo del hospedador y en la que el protozoario se encierra dentro de una envoltura resistente a los elementos ambientales externos. En el perro se presentan enfermedades causadas por protozoarios que afectan los tejidos, la sangre y la región gastrointestinal.
LEISMANIOSIS
  La transmisión de la enfermedad se produce a través de un agente conductor, el Phlebotomus sp. En el hombre, la leishmaniosis se diferencia según su aspecto clínico: la cutánea o Botón de Oriente, producida por la Laishmania trópica; la visceral, producida por la L. infatum, y la L. donovani. Algunos autores sostienen que la L. donovani es el agente responsable de la enfermedad del perro.

TRIPANOSOMIASIS
  La tripanosomiasis es considerada una enfermedad rara en el perro. Se han encontrado perros infectados de Trypanosoma cruzi, T. evensi y T. brucei, los cuales, además de presentar un cuadro clínico grave, constituyen un punto de infección para el hombre y otros animales. El Trypanosoma sp, es transmitido por picadura de moscas, tábanos y otros insectos hematófagos que pueden actuar como transmisores.

BABESIOSIS O PIROPLASMOSIS
  La babesiosis es una enfermedad determinada por la presencia del parásito Babesia canis en los glóbulos rojos de la sangre. Ha sido descrita en perros de muchas regiones de la Tierra: América, Asia, Africa y Europa. El pasaje del animal infectado al sano se produce a través de las garrapatas, que cumplen la función de transmisoras de esta grave enfermedad.
GIARDIASIS
  La Giardia intestinalis pertenece a la categoría de los protozoarios flagelados difundidos por todo el mundo. Esta se localiza no solamente en el intestino del perro, sino también en el del gato, el conejo, la vaca y el hombre. Está considerado como un parásito normalmente presente en la región intestinal, pero que por diversos factores como errores alimenticios (exceso de carbohidratos), parasitosis, etc., se multiplica de manera repentina. Logra la fluidificación de las heces que se presentan ricas en mucosidades a causa de una enterocolitis, a menudo grave.

  Síntomas. Diarrea con evacuaciones frecuentes, acompañada de cólicos.


AMEBIASIS
  La Entamoeba histolytica, parásito unicelular, es uno de los más importantes que afecta al hombre. Está presente un poco por todo el mundo, pero tiene su máxima difusión en las zonas tropicales. Se han descrito casos de amebiasis incluso en el perro. La enfermedad tiene una incubación que puede variar de unos pocos días a muchos meses. Se distingue una forma vegetativa durante la cual se produce una multiplicación en las criptas del colon.
  Como consecuencia de ello se tiene formaciones de úlceras que terminan en diarrea con presencia de mucosidad y sangre, y una forma enquistada que es el mecanismo a través del cual la Estamoeba histolytica resiste en ambiente ex terno.



BALANTIDIOSIS
  El Balantidium coli es un protozoario aliado que vive en la mucosa intestinal. Puede enfotar no sólo al perro, sino también al hombre, al cerdo, al mono, etc. Causas desencadenantes pueden determinar la penetración de este parásito en la mucosa intestinal, causando colitis ulcerosas con presencia de sangre.
  Síntomas. Diarrea sanguinolenta, deshidratación, anorexia.
TOXOPLASMOSIS
  Esta enfermedad es causada por el protozoario Toxoplasma gondii. La evidencia sugiere fuertemente que las personas (y los gatos) pueden adquirir la enfermedad al comer carne de puerco, ternera, o res sin cocer o a medio cocer que contengan los organismos del toxoplasma.  La toxoplasmosis por lo general es asintomática. Cuando es sintomática afecta el cerebro. El sistema linfático y los pulmones. Los signos incluyen fiebre, letargo, pérdida de apetito, pérdida de peso, diarrea, tos y dificultad para respirar. Los nódulos linfáticos pueden agrandarse.





COCCIDIOSIS
  En las heces del perro se han aislado, frecuentemente, parásitos unicelulares como Eimeria canis, Isopora canis, Isopora bigemina, Isopora felis, Isopora rivolta e Isopora obioensis, sin que por ello se pusieran en evidencia signos clínicos. Las manifestaciones patológicas son marcadas en los ejemplares jóvenes y en los adultos que no tienen condiciones ambientales y alimenticias adecuadas.
  Síntomas. Con frecuencia, en los ejemplares adultos, la coccidiosis es asintomática. En cambio, en los cachorros, el síntoma principal es diarrea con presencia de sangre, mucosidad densa y gelatinosa, anorexia, deshidratación y complicaciones por parte de bacterias o virus que agravan el cuadro clínico.

BIBLIOGRAFIA:

PUBLICO.: SILVIA CRISTELL VARGAS SANGUINO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada